Yungay

Yungay

La ciudad de Yungay, capital de la provincia del mismo nombre, se levanta a inmediaciones del cerro Pan de Azúcar, junto al al río Ancash. Yungay cuenta con un agradable clima templado, es propicia para la caza de venados, palomas, vizcachas y patos, así como para la pesca de truchas y es el punto de partida para visitar las lagunas de Llanganuco y ascender al Nevado Huascaran.

ATRACTIVOS TURISTICOS

Camposanto de Yungay

Las antiguas ciudades de Ranrahirca y Yungay fueron destruidas por el terremoto y aluvión del 31 de mayo de 1970.

La visión es sobrecogedora, miles de toneladas de rocas y tierra cubren totalmente el lugar donde una vez se levantaban casas y edificios, las pintorescas y apacibles ciudades de Ranrahirca y Yungay, ambas yacen sepultadas con sus casi 25 mil moradores enterrados por el aluvión de lodo y rocas causado por el terremoto.

Hacia el oeste, al fondo de la cumbre de la colina donde se encuentra el cementerio de la antigua ciudad de Yungay, una gran escultura de Cristo aparece con los brazos extendidos en patético gesto de piedad. Hacia el este, asoma formidable y amenazadora la cumbre nevada del Huascarán, desde cuya mole se desprendieron con el terremoto toneladas de rocas y de nieve que causaron la tragedia.